PALABRA OLVIDADA

                      PALABRA OLVIDADA

Una palabra dicha y recordada de nuevo años después es como volver a ver en la lejanía una boya marina que hubiésemos anclado allí hace largo tiempo. ¿La recuerdas? fue la primera palabra, la más bella: la  que dejamos fondeada en un espacio insondable.

  Ahora, cuando acabamos de volver la vista hacia atrás y apenas la vemos a lo lejos, nos decimos que cuánto ha  pasado desde que la hubimos clavado allí, y dejamos una segunda  boya para señalar este punto del mar: como un testigo  donde acabamos de rescatar el recuerdo del recuerdo de algo bello.

  Muchos años más tarde, cuando volvamos a girar la cabeza y veamos lejísimos la segunda baliza  —la que  señalaba el punto donde recuperamos el recuerdo de  la primera— nos  acordaremos  de cuando la soltamos, porque fue otra señal a lo largo de nuestro viaje.  

  Pero también puede ser que, entonces,  no podamos recordar el significado de la bella palabra: puede que recobremos su voz en la memoria, aunque sin descifrar lo que nos quería decir.

  Y quién sabe si,  al final del viaje, hasta  hayamos olvidado por qué habíamos dejado una segunda señal en el mar.

  ¿Tú sabes cuál era la palabra? era la palabra que, tras el horizonte apenas intuido, ya se ha quedado invisible y perdida para siempre, porque el viaje de retorno ya no lo podremos hacer.

                                                   ________  *  ________

Luis López Sanz

Junio  2021   

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.